Crecimiento Espiritual y Personal

Conforme vamos creciendo, con el pasar de los años, hay diversos aspectos en nuestra personalidad y en nuestro espíritu, que debemos ir madurando. Eso es lo que conocemos como “Crecimiento Espiritual” y “Crecimiento Personal”.

Cada vez que afrontamos una situación grave, de manera correcta, nuestro crecimiento personal aumenta considerablemente, y vamos acumulando ese crecimiento como experiencias de vida. Seguimos creciendo y aprendemos a controlar nuestro espíritu, nuestras emociones, y entonces nuestro crecimiento espiritual evoluciona también.

Hoy te traemos algunas características de crecimiento personal y espiritual. ¿Te identificas con alguna?

Crecimiento-Espiritual-y-Personal

  • Características del crecimiento personal y espiritual.
  • Es un proceso:

El crecimiento personal no es una acción que puedes terminar de un momento a otro, es más bien el resultado de un largo proceso a través del tiempo, y que permite que la persona vaya acumulando conocimientos y habilidades, mejorándonos.

  • Es evolutivo:

Es un proceso que, a su vez, está siendo desarrollado por otros procesos múltiples, que ayudan al individuo a pasar por distintos niveles de madurez.

  • Es integral:

El desarrollo personal es integral porque comprende las diferentes facetas que puede tener el individuo. Comienza desarrollando lo individual, para así desarrollarse en lo general.

  • Es progresivo:

Esta es una característica que debe ser esencial en el individuo, ya que si no hay un nivel de progreso continuo, en cada una de las áreas, y en cada aspecto de su vida, simplemente, no puede hablarse de un crecimiento personal, ya que el individuo simplemente existe, pero no crece, ni se desarrolla, en relación a su experiencia de vida.

  • Es continuo:

El crecimiento personal, no tiene límite de edad, ni de etapa de desarrollo, ni está condicionado a un estilo de vida en particular, ni a un nivel de adquisición, o profesión, o distinción social, simplemente mientras el individuo tenga vida, siempre y constantemente, tiene que ir experimentado desarrollo, en todas las facetas de su vida.

  • Rasgos de la madurez espiritual y personal.

1- Habilidad de soportar y recibir, tanto criticas como halagos, rechazos, ofensas y admiración de las personas sin que nos afecte. La mayor prueba es cuando te critican y rechazan y reaccionas con bendición hacia ellos. También es importante mirar el halago con indiferencia, que no nos afecte con orgullo espiritual.

La otra habilidad de soportar es cómo resolvemos nuestra frustración; como enfrentamos los problemas en nuestra vida. Si somos personas que fácilmente nos desanimamos, con ira y vociferando maldiciones cuando nos enojamos, si somos descontrolados, impacientes, es porque no hemos ni siquiera comenzado a madurar.
2- Motivación.

Es aquello que nos impulsa a comenzar algo. Toda persona con equilibrio y madurez espiritual siempre estará motivada, porque conoce a Dios. Ésta persona busca la manera de servir a Dios, planea su tiempo, busca recursos, nuevas ideas y tiene la esperanza que le ayuda a seguir en la lucha y nunca desistir.

Un cristiano maduro es alguien que sabe que Dios va a darle una visión y un propósito, por lo tanto esta en esa constante búsqueda de su propio camino y de su identidad.

3- Disciplina.

Es la que nos lleva al lugar al que queremos ir, sometiendo nuestra carne y tomando nuestra cruz, así como negándonos a nosotros mismos.

La disciplina es un aspecto de la perseverancia, y de la confianza absoluta en Dios; es una consecuencia de tener un carácter firme, no llevado por emociones, ni por lo que digan las circunstancias. La disciplina también es un rasgo de las personas exitosas.

4. Seguridad.

Es conocer nuestra identidad en Dios, es no sentirnos inseguros u ofendidos. Porque otros tengan mayor unción, éxito o talento, habilidades y dones o piensen diferente a nosotros. Un aspecto de la seguridad es no tener envidia. La verdadera madurez consiste en lidiar con la crítica, con otras líneas de pensamientos, con el respeto a los derechos de los demás o los halagos sin que nos afecte.

Sígueme

Pedro Rodríguez Tarot Tu Ángel de la Guarda

Tarotista, Vidente y Medium at Tarot Tu Ángel de la Guarda
Soy Pedro Rodriguez, nacido en Barcelona (España) y experto en Tarot y Videncia de forma profesional desde los 18 años. He creado el Tarot "Tu Ángel de la Guarda", para ayudarte y ser tu guía espiritual de confianza, si así lo deseas. Puedes hablar conmigo y mi equipo las 24 horas todos los días del año. Gracias por tu confianza en el Tarot Tu Ángel de la Guarda y en su equipo humano.
Sígueme

Deja un comentario