Curso de registros akáshicos. Tarot, videncia y espiritualidad

El mundo espiritual está en continua relación con el terrenal. Las energías fluyen e interactúan con nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra alma. Abrir nuestra mente y nuestro espíritu puede ayudarnos a acceder a un nivel de conocimiento elevado, para comprender muchas de las dudas existenciales que se nos plantean.

Es por ello que los registros akáshicos son unas valiosísimas fuentes de sabiduría. Nos acercan al conocimiento que el universo almacena sobre toda la existencia presente y pasada, en esta realidad y todas las demás.

Los registros akáshicos son unas memorias universales. No solo de los hechos acaecidos desde el origen de los tiempos, sino también de los pensamientos y las emociones. Son energías cósmicas, pero no son solo archivos de información, sino que son amor y pueden brindarnos información y sanación para nuestra alma.

A diferencia del tarot o de la videncia, no pronostican nuestro futuro, sino que nos ayudan a entender el momento vital que estamos atravesando. Es un conocimiento universal de todo lo que ha acontecido, en todo lo que es y fue.

Aprender a leer los registros akáshicos

Nos facilitará información sobre nuestra vida, pues estos registros poseen el conocimiento de todo lo ocurrido en nuestra vida presente y nuestras vidas pasadas.

Para poder leer los registros akáshicos, hay que seguir algunas instrucciones. Es importante entender que se trata de una técnica que requiere perseverancia, para poder dominarla. Si necesitamos ayuda, podemos acudir a una persona de confianza más experimentada en estos temas, como los videntes; o, incluso, si no podemos desplazarnos, podemos recurrir al tarot por Skype o al tarot Visa.

Lo principal es que estemos seguros y relajados. Escogeremos un momento del día en el que podamos estar tranquilos y espacio que invite a la meditación y relajación.

Podemos realizar una limpieza energética del ambiente, para facilitar el proceso, y comenzaremos con un momento de meditación. Podemos utilizar la meditación del pilar de luz, para poder conectar mejor con los guías y dejar atrás los bloqueos que puedan obstaculizar el proceso, u otra oración con la que nos sintamos cómodos a la hora de meditar.

Llegados a este punto, debemos visualizar a los guías acudiendo a nuestro requerimiento. Podemos visualizarnos en un escenario como una biblioteca y solicitaremos a los guías permiso para ingresar en los registros akáshicos.

Para poder acceder a los registros, debemos recitar una oración. Podemos aprender varias de las oraciones, como la transmitida a Linda Howe u otra que nos haya enseñado nuestro maestro espiritual.

Es importante que accedamos a los registros akáshicos con humildad y paz y dejando atrás los sentimientos negativos que puedan confundirnos.

Llega el momento de realizar las preguntas que queramos responder, que pueden estar relacionadas con la razón de nuestra existencia o una crisis existencial que estemos experimentando. Escribiremos las respuestas, sin pensar en nada más y solo dejando fluir la información.

A continuación, agradeceremos a los guías que nos hayan permitido acceder y recitaremos una oración de cierre.

Los registros akáshicos pueden ayudarnos, en gran medida, a entender el mundo en el que vivimos y nuestro papel en él. Por ello, es tan importante aprender a leerlos.